¿Cómo elegir su almohada?

Como elegir su almohada

La elección de la almohada adecuada puede prevenir posturas incorrectas de cervicales, aliviar el dolor de espalda, aliviar carencias de sueño y hasta solucionar problemas de ronquidos.

La almohada debe asegurar que la columna quede recta y en una posición natural, al igual que cuando se encuentra de pie. Nuestro cuerpo está diseñado para soportar el cuello y la columna mientras caminamos, pero cuando nos acostamos el cuerpo se relaja, así que es necesario hallar el soporte adecuado. 

Recomendaciones para elegir la almohada más adecuada:

La mejor almohada según su posición al dormir

Dependiendo de la posición que usted adopte al dormir, deberá elegir una almohada de firmeza determinada.

Si duerme de lado

Necesitará una almohada suficientemente gruesa y firme.

Si duerme boca arriba o si cambia de postura frecuentemente durante el descanso:

Elige una almohada de firmeza y grosor intermedios.

Si duerme boca abajo:

La mejor elección es una almohada blanda y fina.

El material de la almohada

Almohadas de fibra:

Las almohadas de fibra son transpirables y frescas, puesto que permiten la circulación del aire por el interior y favorecen la absorción de la humedad.
Estas almohadas tienen un agradable confort y una gran capacidad de recuperación. Las almohadas de fibra se lavan fácilmente, favoreciendo así una gran higiene en el descanso y además, en general, suelen ser los tipos de almohadas más baratas.

Almohadas viscoelásticas:

Las almohadas viscoelásticas se adaptan perfectamente a la forma de la cabeza y del cuello, proporcionando un mayor soporte y favoreciendo un completo descanso cervical.

Almohadas de Látex:

Las almohadas de látex son de textura suave y agradable, y hacen que su cuerpo sienta una profunda senssación de confort al descansar. Son transpirables, su estructura interna permite una gran ventilación, higiene y durabilidad. Son antialérgenicos y acumulan menos polvo que los sintéticos.